Archivo de la etiqueta: Raúl Castro

Raúl festejó el Primero de Mayo en Santiago

Olga Thaureaux Puertas

La realidad superó las expectativas. Dos horas y 45 minutos de marcha por la Avenida de los Desfiles, precedida de una gran concentración desde las primeras horas de la madrugada, fueron el resultado de la conmemoración por el Primero de Mayo en Santiago de Cuba.

Desde los barrios se movilizaron los trabajadores con sus familias, portando banderas cubanas de tamaños diferentes, banderolas, carteles y pancartas.

A las 7 de la mañana, como ya es tradicional, la presidencia se ubicó  delante del primer bloque, e inició el desfile. Esta vez tuvo una connotación especial, estaba  junto a los santiagueros  Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros. La noticia corrió como pólvora.

Es común en este tipo de celebración que el pueblo responda a las convocatorias que realizan los diferentes  sindicatos. Lo novedoso es que fue la manera en que ocurrió todo. Desde las tres de la mañana se veía el movimiento de público en las calles, con entusiasmo y alegría. Pero les dejo con las imágenes de Francisco Hechavarría.

Un final de victoria

Olga Thaureaux Puertas

Un 16 de abril para recordar. Revista militar y desfile popular en la capital cubana por los 50 años de la primera derrota del imperialismo yanqui en América, de la proclamación del carácter socialista de la Revolución Cubana, y en la tarde, jornada inaugural del 6. Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Los que por ubicación geográfica no tuvimos el privilegio de estar físicamente esta mañana en la Plaza de la Revolución José Martí, no perdimos ni un solo detalle, pues la televisión cubana transmitió en vivo todo lo que aconteció.

Disciplina, patriotismo, colorido, son algunos de los adjetivos que pueden caracterizar lo que pasó allí. Niños pequeños en los hombros de sus padres, globos, imágenes del Che, Fidel, Raúl y los cinco cubanos presos injustamente en cárceles de Estados Unidos, se multiplicaron en las manos de los habaneros.

El cierre, con 1 500 banderas cubanas, colmó todas las expectativas hasta llegar las 4.00 de la tarde, con la  inauguración del 6. Congreso del Partido desde el Palacio de las Convenciones.

El informe presentado por Raúl Castro, y transmitido en vivo, recoge aspectos medulares de la sociedad cubana actual, que van desde las transformaciones que han sufrido los lineamientos de la política económica y social de la Revolución, sometidos a consulta popular hace unos tres meses, hasta el papel del Partido, sus cuadros y la prensa en el desarrollo y proceso  que ya enfrentamos, por solo poner algunos ejemplos.

Gran expectativa hay entre los cubanos, y extranjeros también, con el desarrollo del Congreso, más lo reiteró Raúl Castro, nadie puede pensar que nuestros problemas quedarán resueltos con los lineamientos que se aprueben en esta cita de los comunistas cubanos, donde están representados los más de 800 000 militantes de toda Cuba, es preciso, además, “sensibilidad política, sentido común e intransigencia ante las violaciones”.

Raúl Castro dijo que en nuestra Revolución todo o casi todo está dicho, lo que hay que hacer es exigir porque se cumpla lo orientado, y al respecto recalcó que con los acuerdos de este Congreso no puede pasar como con los anteriores, pues es una desvergüenza, pero hay que admitir que en ocasiones se engavetan los papeles, y por eso no se cumplen las cosas que se acuerdan.

Transparencia, valentía política y confianza en el pueblo, es la impresión que me queda de esta primera jornada del 6. Congreso del Partido Comunista. Somos nosotros, los cubanos que vivimos en la isla, los que estamos llamados a cambiar lo que deba ser cambiado y hacer mucho más fuertes nuestras fortalezas.

Con seguridad estas próximas jornadas serán de mucho trabajo. El final, será de victoria, no tengo dudas.

Magnífico congreso juvenil

Olga Thaureaux Puertas

04egcongreso4“Un buen Congreso, magnífico Congreso”, así calificó el presidente cubano Raúl Castro Ruz, la cita juvenil, que durante dos días sesionó en La Habana, y fue clausurada este 4 de Abril.

En unos 50 minutos el dirigente cubano esbozó importantes aspectos de la realidad cubana, entre ellos la responsabilidad que tiene el Partido en las deficiencias del trabajo de la UJC y sobre todo en la política de cuadros.

Otros asuntos relacionados con el acontecer económico, tales como la necesidad de desarrollar una agricultura fuerte y eficiente, no soñar en las asignaciones de otros tiempos, que las personas sientan la necesidad de trabajar para vivir, combatir las ilegalidades y las manifestaciones de corrupción, la necesidad de eliminar las plantillas infladas, muy infladas, sobre lo cual explicó que la Revolución no dejará a nadie desamparado, pero que debía ser el ciudadano el primer interesado en un trabajo socialmente útil, y que no era correcto rechazar todas las propuestas.

“Continuar gastando por encima de los ingresos equivale a comernos el futuro y poner en riesgo la supervivencia de la Revolución”, sentenció. Al respecto dijo que hay que romper dogmas y asumir con firmeza y confianza las transformaciones que actualmente llevamos y que tienen que ver con nuestro modelo económico. Explicó el dirigente cubano que estas son algunas de las razones por las que hemos tenido que posponer unos meses más el Congreso del Partido.

Dijo que la juventud cubana está llamada a ser el relevo de la generación fundadora de la Revolución, con líderes forjados y aprobados por las masas, no improvisados.

Al referirse a la campaña mediática contra Cuba explicó cómo se ha manipulado con cinismo la muerte de Zapata, devenido por obra y gracia de la mentira repetida un disidente político. Explicó el caso de Fariñas, quien está en huelga de hambre, pero no preso, pero ha cometido delitos comunes como la agresión a una mujer directora de un centro de salud, y luego a una anciana. Sobre este caso, también los médicos están haciendo todo lo posible por salvarle la vida, pero solo él, (Fariñas) será responsable del desenlace que tampoco se desea.

El presidente cubano dijo que no cederemos al chantaje de ningún país o conjunto de naciones, “tenemos derecho a defendernos, sabremos parapetarnos en la verdad y los principios, Cuba no tema a la mentira”, enfatizó.

Finalmente recalcó la confianza de la máxima dirección de la Revolución en la juventud, por su carácter, su voluntad, fé en la Revolución y conciencia en sí misma, porque así fuer ayer, hoy y seguirá siendo en el futuro.