Archivo de la etiqueta: Fidel

Nuevas cumbres le esperan

Olga Thaureaux Puertas

Este jueves fui sorprendida con una triste noticia. El presidente venezolano Hugo Chávez, en un excelente acto de amor y humanismo, transmitía a su pueblo y al mundo un mensaje desde La Habana: se había sometido a dos intervenciones quirúrgicas que acompañadas de varios estudios clínicos confirmaban la existencia de un tumor con células cancerígenas.

Esas dos últimas palabras retumbaron en mis oídos, busqué apoyo visual en quienes me acompañaban en la sala de casa y un gesto me lo confirmó.

Muchas cosas pudiera describir de ese momento, sin embargo, admiro su valentía, su sinceridad, sus deseos de vivir para seguir llevando adelante su revolución y los proyectos del ALBA, que ya son de todos, en fin, para mi, un momento sin igual.

Desde ese día pienso mucho en él. Muchas son las muestras de respeto y solidaridad desde diferentes partes del mundo, no solo de Latinoamérica, y creo  que una persona como Chávez, que tanto ha hecho por los humildes, que tanto tiene por hacer, tiene derecho a que la vida le siga dando oportunidades por muchos y muchos años más.

No escucho ni quiero escuchar, a los que se aprovechan de su situación de salud para opacar su imagen y su obra, sólo pido que esas almas malignas, sin ellos mismos saberlo, se sumen a los que hacemos voto por su recuperación.

Parafraseando a Bolívar, sí creo que “esperamos mucho del tiempo” y como buen estratega, sabrá tener paciencia, ser obediente y cumplir con las indicaciones médicas para “seguir  juntos escalando nuevas cumbres”, porque con seguridad este obstáculo de la vida, también será vencido.

Una declaración brillante y valiente: Reflexión de Fidel Castro

Video de la llegada de Chávez a Venezuela

El Fidel de todos

Olga Thaureaux Puertas

¡Fidel! Miren, está ahí Fidel. Fue la expresión que pude decir cuando esta mañana vi entrar a Fidel Castro a la sala donde se clausuraría el 6. Congreso del Partido.

Sorpresa, emoción, mucha emoción sentí al verlo. Es que cuando inició el Congreso pensé que asistiría, pero en la noche, cuando se dio a conocer su reflexión sobre el desfile del 50 aniversario de Playa Girón, y explicaba a los cubanos “créanme que sentí dolor cuando vi que algunos de ustedes me buscaban en la tribuna. Pensaba que todos comprenderían que no puedo ya hacer lo que tantas veces hice. Les prometí ser un soldado de las ideas, y ese deber puedo cumplirlo todavía”, le di todo mi apoyo, e interioricé un poco más, que no debe cometer excesos.

Eso justifica mi reacción y la de muchos cubanos, incluyendo algunos delegados que no pudieron ocultar las lágrimas, aunque con sonrisa en el rostro.

Fidel, te comprendemos, te apoyamos, y mirándote decía, qué sentirá Fidel en este momento: estabas emocionado, con seguridad en los próximos días nos lo harás saber en alguna reflexión.

Desde tu posición de Comandante en Jefe, de cubano digno, de militante del Partido y revolucionario, seguirás en tu nueva posición de soldado de las ideas porque como dijo Raúl: “…no precisas de cargo alguno para ocupar siempre un lugar cimero en la historia, en el presente y futuro de la nación cubana”.

Mensaje del Comandante en Jefe

Olga Thaureaux Puertas

Fidel en ArtemisaFidel rindió homenaje a los mártires de Artemisa participantes en el asalto al cuartel Moncada. Nuevamente nos sorprendió. Esta vez vestido con su legendaria camisa verde olivo.

Con voz vibrante y enérgica dio lectura al mensaje a los mártires de Artemisa y de toda Cuba teniendo en cuenta la proximidad del 57 aniversario de los asaltos a los cuarteles Moncada, en Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes en Bayamo, provincia de Granma.

De singular emoción me resultó el instante en que se dirige “a los valerosos compañeros encerrados en las prisiones de alta seguridad de Estados Unidos”, los cinco compatriotas que día a día dan muestras de lealtad y perseverancia.

El Comandante en Jefe alertó nuevamente sobre el peligro a que estamos amenazados, y dijo que “las noticias que se publican cada día, van confirmando nuestras apreciaciones acerca de la gravedad de los peligros que se ciernen sobre la humanidad.

“Nada puede, sin embargo, arrebatar el derecho a disfrutar el día de gloria y felicidad que significa para nuestro pueblo el 26 de julio.

“Nadie nos puede, tampoco, privar del derecho a soñar que aún es posible que nuestra especie sobreviva a las difíciles pruebas que nos esperan en un futuro muy próximo.

Sus palabras finales estuvieron matizadas por una profunda emoción cuando dijo: ¡Los felicito con alegría y la dignidad que nos han legado nuestros antepasados a lo largo de casi dos siglos de lucha!

Estamos a las puertas de la conmemoración del 26 de Julio, este mensaje de Fidel es un llamado a multiplicar nuestras ideas de defensa nacional ante los peligros que nos acechan.

Por eso no hay otra respuesta que no sea, Comandante en Jefe, Ordene